cabezal
BOTONERA
Imprimirimprimir enviar enviar correo

Municipio de Castillos

:: Sección
Información
Noticias
Opinión
Editorial
Deporte
Portada | Todos los títulos
Portada Papel
Separatas en PDF

Frigorífico Copayan | Rocha, Uruguay

:: Servicios
Contacto
Titulares por e-mail
Staff
Nuestra Historia
ARDA Asociación Rochense de Artesanos. Artesanías en diversos rubros

 

 

Rocha, Martes 8 de agosto de 2017

SANTA TERESA. ABRIL 14 DE 1946
UN MONUMENTO PARA LEONARDO OLIVERA

Por Julio Dornel
Fue en la época de los grandes movimientos militares que los portugueses iniciaron esta construcción para consolidar su dominio en estas regiones. Desde el año 1763 hasta 1828 pasó en forma alternada en poder de españoles, orientales, argentinos, portugueses y brasileños, hasta que el 29 de enero de 1828 el coronel Leonardo Olivera, la reconquista definitivamente, tras dirigir sus huestes con juicio y genialidad.
Leonardo Olivera había nacido en el ambiente campesino de Maldonado y eligió la costa del Atlántico como escenario natural de sus grandes hazañas.
Gracias al profundo estudio realizado por Pintos Diago hace más de 60 años, sobre la vida de Leonardo Olivera, podemos hoy ofrecer a nuestros lectores algunos datos biográficos, de este héroe nacional. Era hijo de don Manuel Álvarez de Olivera, que pertenecía a una de las familias portuguesas que concentró Cevallos en la fundación de San Carlos.
De acuerdo a una partida de nacimiento existente en los libros de la parroquia de San Carlos, Leonardo Olivera habría nacido el 26 de noviembre del año 1793. Desde sus primeros años, se le presentaron magnificas oportunidades para templar su valor junto a la montonera de gauchos bravíos que comandaba en la costa atlántica don Manuel Francisco Artigas.
Desde los primeros enfrentamientos entre portugueses y españoles por la dominación de estas tierras, le correspondió a la costa atlántica de este departamento y de Maldonado, ser el escenario obligado de estas contiendas. La Fortaleza de Santa Teresa, era en esa oportunidad el baluarte fundamental, por su ubicación estratégica al estar emplazada en un largo corredor  formado por la Laguna Negra y el Océano Atlántico.  Esa zona, que recibió el nombre de la Angostura, sería el paso obligado de todas las tropas portuguesas que ingresaron a nuestro país. Por ese motivo, Leonardo Olivera y la División Maldonado se habían impuesto la patriótica y arriesgada tarea de recuperar la fortaleza para las fuerzas orientales y establecer en ella el primer baluarte de la costa atlántica. El talento y la pericia de Leonardo Olivera, determinaron que le bastarían 5 días de asedio para desalojar a los 600 portugueses que ocupaban la fortificación. Esta hazaña del Señor del Este, dejó profundas huellas en el alma oriental, convirtiéndose en uno de los eslabones más importantes de nuestra independencia.

En la nota gráfica el cura Párroco de Castillos  Arnoldo Crispin Bernasconi,  bendice el lugar donde se levantaría años más tarde el Monumento a Leonardo Olivera.
Tras una breve oratoria se realizó una Misa Campal.

 

INFORME ENVIADO A LAVALLEJA


Con fecha 31 de enero de 1828, el coronel Leonardo Olivera envía el parte oficial de la toma de Santa Teresa, al general Lavalleja, comunicando la retirada de los enemigos y destacando “lo bien que se ha portado en esta pequeña campaña, la división que tengo el honor de mandar”. En el archivo del Estado Mayor del Ejército se encuentra este histórico parte militar que establece entre otras cosas: “El enemigo enarboló la bandera al rayar el día, desde que fuimos sentidos, por cuya razón hacía yo apurar las guerrillas sobre el fuerte. Por dos cornetas que se me pasaron el 28 en la noche, fui informado que en esa misma se marchaban: con este motivo aproximé mi fuerza para descubrir si habían abandonado el fuerte y no habiéndolo hecho esta noche, luego que nos descubrieron, nos hicieron un fuego de artillería, por lo que tuve que retirarme sin ninguna novedad. El 29 a la oración emprendieron su marcha con la mayor precipitación tomando el camino de La Coronilla y ganando la playa: no pudiendo mi fuerza descubrir su retirada por la localidad del terreno, no supe de su marcha hasta la una de la noche, hora en que llegó a mi campo un pasado que me instruyó de lo ocurrido”.
Luego aproxime mi fuerza pero con precaución por el acontecimiento anterior e hice hacer la descubierta luego que fue de día. Hecha ésta, supe con certeza que el fuerte estaba abandonado y apoderándome de él, inmediatamente destaqué un escuadrón para que persiguiese al enemigo y me noticiase si los alcanzaba para marchar sobre ellos con todas mis fuerzas.”

 

 

 

 

Supermercado Makro Chuí

:: ARCHIVO ::
Click aquí para ir al mes anterior
Octubre /2017
D
L
M
M
J
V
S
1
6
7
8
14
15
19 20
21
22
23
24
25
26 27
28
29
30
31 - - - -
-click en la flecha izq. para ir al mes anterior-


SILVA



Acuarella Hotel - Punta del Diablo



Cambio Rocha

 

 
 

 

 

 

 

   

Copyright © EL ESTE 2010
Todos los derechos reservados

Zorrilla Nº 70, Rocha-Uruguay Tel/Fax: (00598)-44722099