cabezal
BOTONERA
Imprimirimprimir enviar enviar correo

Municipio de Castillos

:: Sección
Información
Noticias
Opinión
Editorial
Deporte
Portada | Todos los títulos
Portada Papel
Separatas en PDF

Frigorífico Copayan | Rocha, Uruguay

:: Servicios
Contacto
Titulares por e-mail
Staff
Nuestra Historia

 

 

Rocha, Martes 5 de mayo de 2020

Epidemia China, elección departamental y la familia
El voto una inversión y el derecho natural

Por Ing. Ramón Apprato Lorenzo
La pandemia china, quédate en casa y el tapabocas
Al día de hoy no podemos evitar hacer un comentario sobre la crisis mundial y sobre la emergencia sanitaria a la que ha debido apelar el país frente a la pandemia. Estamos atravesando una situación muy especial, no solo el Uruguay, sino toda la región y el mundo, por algo que inició su proceso en China. Un país que en sus mil cuatrocientos millones de habitantes nos hace ver cuál es la entidad del asunto y las posibilidades de su transmisión. Evidentemente estamos en total acuerdo con las políticas que ha venido adoptando el Poder Ejecutivo frente a esta emergencia. Solo nos resta esperar, en relativa calma, atender los consejos médicos y guiarnos por la política que va dirigiendo el Presidente Luis Lacalle Pou y su Ministro de Salud Pública el doctor Salinas y el resto del gabinete. Hay que cumplir con las indicaciones que nos brindan a efectos de preservar nuestra salud. Tenemos fe de que esta pandemia pasará y de que volveremos a vivir dentro de los cánones, más o menos razonables y esperables, de una sociedad sin mayores zozobras. Para eso es imprescindible que mantengamos la norma del “quédate en casa” y usar el tapabocas en las salidas mínimas que nos veamos obligados a hacer. Cero afloje. Cero concentración y playa. ¡Nos va la vida!

Las elecciones departamentales

De cualquier manera tenemos que encarar la vida común y silvestre de todos los días; por lo tanto, nos referiremos a la realidad nacional. Evidentemente, desde el punto de vista político, tenemos que referirnos al evento de la elección departamental de setiembre, donde se elegirá a los nuevos intendentes. En el caso de Paysandú como en Rocha y Río Negro tenemos la visión optimista de que el Partido Nacional va a ganar la elección. En Salto y Canelones tenemos la esperanza de que se actúe con espíritu de unidad en la coalición gubernamental. Y en el Montevideo unitario con el  mismo espíritu debemos pelear la elección barrio a barrio para que la suma de las alcaldías nos deje lo mejor posicionados posibles.
Nosotros en Paysandú y todos en el país: defender la Familia según el Art. 40 de la Constitución.
Nosotros estamos haciendo todo lo posible para que ese nuevo intendente del Partido Nacional en Paysandú, sea Bertil Bentos, con su lista 20004. Es muy importante que esa corriente popular del Partido Nacional triunfe en la próxima elección. Que triunfe el Partido es lo prioritario y dentro de él que sea la corriente popular de Bertil Bentos es muy necesario.
Es importante que nos pongamos de acuerdo en que por lo menos todos los que en la elección interna del año pasado votaron por Luis Lacalle Pou, voten en setiembre por Bertil Bentos que era el único que lo representaba en Paysandú. Y sumar a esos, todos los que lo apoyen, provenientes de diferentes corrientes internas o externas al Partido Nacional, que reconozcan en él su capacidad de emprendedor de obras físicas de infraestructura y acciones sociales promotoras de trabajo, inspiradas por el  buen sentido. Y por tanto si aspiramos a que sea Intendente, deseamos que en la Bancada de Ediles tenga el mayor apoyo posible  lo que se consigue votándolo en las listas que lo apoyen a él, empezando por su lista 20004 y todas las que hagan sub lema con ella.
Su triunfo traerá felicidad a Paysandú. Porque representa una corriente popular que tiene como línea señera la defensa de la familia, en total acuerdo al texto de la Constitución que en su capítulo II, artículo 40º, establece: “La familia es la base de nuestra sociedad. El Estado velará por su estabilidad moral y material, para la mejor formación de los hijos dentro de la sociedad”. “La familia es la base de nuestra sociedad”.

Saber quién es el enemigo en todo el país

Ese precepto constitucional es de buen recibo en la gran mayoría de los uruguayos y ha sido tradicionalmente aceptado desde la primera Constitución de 1830.
Pero nos enfrentamos a los agentes de las corrientes,  comunistas, tupamaras y socialistas inspiradoras de los 15 años de gobiernos del triste pasado inmediato, que han ido socavando la Familia. Para dinamitar esa estructura familiar, mediocrisaron la enseñanza a todo nivel, fogonearon la ruptura generacional, convirtieron la igualdad de género en una lucha de enfrentamiento de sexos, modificaron normas jurídicas en favor de los malvivientes e impusieron su ideología izquierdista en la estructura de los gremios y sindicatos convirtiendo su central en correas de trasmisión de su partido político, el Frente Amplio.
La izquierda nacional usó recetas internacionales y propias. Como la lucha contra el Capital. El desprecio y desacreditación social a la burguesía. El deterioro de la conducta del trabajo y del sano orgullo de ser reconocido como buen trabajador. Inventó que los salarios y sueldos son rentas y cambio el Impuesto a las Retribuciones Personales (IRP) por el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) aumentando el gravamen. Como si faltaran, trajo otros enemigos: el patriarcado y el machismo. No luchó contra la ignorancia, la incrementó, ¿sería un aliado? ¿y los asentamientos irregulares?
Y como una salsa mortal, condimentó todo eso y algo más, con la legalización de la marihuana legal con el gran verso de que eso iba a disminuir el consumo y sacar de las garras del narcotráfico la venta del estupefaciente. Gran mentira, gigantesco fracaso, negociado hediondo… o  error garrafal. Resultado: nunca se consumió tanto, y el narcotráfico nunca había pasado por Uruguay tanta droga rumbo al mundo, dejando al país expuesto a la respetuosa ironía internacional de considerar que nuestras fronteras eran un colador.
Nos oponemos radicalmente a ese camino político que nos llevó a mal puerto. Nosotros queremos fortalecer la familia. ¿Cómo podemos fortalecer la familia? Por ejemplo, desde el punto de vista material, haciendo que quienes sustentan la mesa familiar tengan trabajo para poner arriba de ella los elementos del sustento diario. El trabajo trae un salario, un sueldo, y eso es lo que materialmente nutre a la familia. Además, la familia se nutre de aspectos espirituales y morales que vienen con la crianza y con el mantenimiento de valores, son  nutrientes espirituales y culturales fundamentales de las familias como base de nuestra sociedad, desde tiempos inmemorables. ¿Qué podemos hacer para que haya trabajo? Tiene que haber inversión, el capital estático y metido dentro de la caja fuerte o dentro de los bancos no sirve. El capital sirve como un lubricante de la máquina del trabajo. Cuando el trabajo y el capital se unen para fines honestos y positivos, se produce una buena alianza. Para eso son muy importantes las facultades personales y los asesores de un intendente para conseguir inversiones para el departamento. Inversiones que generen trabajo y salarios para la gente.
Tanto en Rocha como en cualquier departamento el voto es una inversión personal y colectiva.
En todos los departamentos –y porque no en Rocha también- a la ciudadanía votante le conviene “invertir” su voto en quienes tienen más trayectoria probada y vinculaciones importantes e influyentes tanto dentro como fuera del departamento a nivel nacional e internacional.
Si tenemos esa factibilidad de hacer una “inversión colectiva” que redunda en crear, retener o aumentar el trabajo, vamos a tener felicidad en la familia y obtendremos de nuestra inversión electoral, una ganancia colectiva para el departamento que envolverá a nuestra familia. Y cerrando el círculo, volvemos al artículo 40 de la Constitución. La familia seguirá siendo la base de nuestra sociedad.

El derecho natural: cuna de todos los derechos humanos

Otro artículo importante de la Constitución es el artículo 7, que estable que:“Los habitantes de la República tienen derecho a ser protegidos en el goce de su vida, honor, libertad, seguridad, trabajo y propiedad. Nadie puede ser privado de estos derechos sino conformes a las leyes que se establecieren por razones de interés general”.
Esto es muy importante y va de acuerdo con el programa de gobierno de los candidatos que hayan bebido en las fuentes del Partido Nacional. Porque defender el trabajo, la propiedad y la libertad va de la mano de la defensa de la familia.
La familia necesita libertad, seguridad, necesita trabajo y para que haya trabajo necesitamos que haya inversión. El trabajo necesita desarrollarse en un clima de paz y evidentemente trae progreso, y todo ello está comprendido en el concepto de libertad. Por lo tanto, reitero, el artículo 7 garantiza el honor, la libertad, el trabajo y lógicamente la propiedad de los bienes que uno adquiere a través del trabajo, y nadie puede ser privado de esos derechos.
Fundamentalmente porque son DERECHOS NATURALES de primer orden, o bien DERECHOS NATURALES de segundo o tercer orden. Y los DERECHOS NATURALES son los que ocupan la primera línea DE LOS DERECHOS HUMANOS. Debemos tener eso presente, más ahora que estamos de cara a las elecciones departamentales, porque tenemos que elegir un gobierno que levante el espíritu de las localidades acorde al Derecho y con la pujanza para revertir los efectos de toda índole a que nos someterá la pandemia cuando, Dios mediante, nos abandone.
El Mides –que es criticado por haberse convertido en un club político en manos de la comunista Marina Arismendi y de los gobiernos procomunistas del Frente Amplio–, es un elemento importante, y en manos de Pablo Bartol va a ser la otra cara de la moneda. En cuanto a los jóvenes es fundamental asistirlos con instrucción y culturización, que es lo que ha fallado. Hemos sostenido siempre que la gran estafa que le hizo el Frente Amplio a la sociedad uruguaya fue hacerle creer que educaba a los niños y a los jóvenes. Hizo el cuento del pase social(que aunque no sepa nada pase de grado, que no tiene que haber repetidores) y toda esa tendencia de la teoría llamada “el buenismo”. Ese “buenismo” es suicida, porque ahora hay una generación de jóvenes que no está del todo capacitada y que cuando va a buscar trabajo tiene grande dificultades para conseguirlo y retenerlo. Hay que instruir a esos jóvenes en la medida de lo que les falta para que puedan acceder a trabajos con una remuneración aceptable y en igualdad de oportunidades. Todo el mundo habla de igualdad de oportunidades pero qué igualdad de oportunidades va a tener un joven que cuando era un niño lo hicieron pasar de grado en la escuela sin saber nada, porque no tenía que haber repetidores –verso ridículo–y ahora llegó a una adolescencia y a una juventud sin conocimientos, y sin conocimientos nadie emplea a nadie. Entonces tendremos que dar vuelta esa situación, con un trabajo titánico, pero con Lacalle Pou en la presidencia, Pablo Bartol en el Mides, y un buen intendente departamental en Rocha acorde a esa línea, hay esperanza de que si se puede.
Pasados los problemas mundiales provocados por la pandemia china que nos azota volveremos a ver brillar el sol, sobretodo aquí en Rocha “donde nace el sol de la Patria”, volveremos a una vida normal.
 ç

 

 

 

 

:: ARCHIVO ::
Click aquí para ir al mes anterior
mayo /2020
D
L
M
M
J
V
S
-
-
-
-
-
1
2
3
6
7
9
10
14 15
16
17
20 21 22
23
24/31
25
26 27 28 29 30
-click en la flecha izq. para ir al mes anterior-

--



Acuarella Hotel - Punta del Diablo


Cambio Rocha

 

 
 

 

 

 

 

   

Copyright © EL ESTE 2010
Todos los derechos reservados

Zorrilla Nº 70, Rocha-Uruguay Tel/Fax: (00598)-44722099